Carretilla elevadora de Hyundai Material Handling: Carretillas elevadoras eléctricas Hyundai cargando en ROUGIER SYLVACO PANNEAUX

Carretillas elevadoras eléctricas Hyundai cargando en ROUGIER SYLVACO PANNEAUX
Especialista en madera en todas sus formas, ROUGIER SYLVACO PANNEAUX importa y comercializa una amplia gama de madera aserrada, madera contrachapada y productos de transformación masiva para múltiples usos: construcción, equipamiento interior y exterior, carpintería, industria, transporte, etc. Con una superficie de almacenamiento de más de 30 000 m² –de los que 16 000 m² están cubiertos– repartidos en tres puntos estratégicos (Caen, Gennevilliers y Sète), ROUGIER SYLVACO PANNEAUX recibe y entrega mercancía de forma continuada y a la mayor velocidad posible en toda Francia y en los países vecinos. Para su planta de Gennevilliers, la empresa buscaba nuevas carretillas elevadoras contrapesadas eléctricas para reemplazar las que ya poseía. AZUR Technologies, concesionario de Hyundai Material Handling, pudo responder ofreciendo 3 contrapesadas eléctricas 45B-9.

La empresa de distribución Rougier Sylvaco Panneaux fue creada en 2014. Rougier Sylvaco Panneaux se creó con la fusión de las dos empresas: Rougier Sylvaco para la madera y Rougier Panneau para la madera contrachapada.


La planta de Gennevilliers importa y distribuye una amplia gama de maderas duras de todos los continentes y madera contrachapada en el mercado francés. El 95 % de la mercancía que llega a Gennevilliers se destina al mercado francés, y el 5 % restante a Suiza, España y otros países. La madera llega en contenedores al puerto de Gennevilliers y se almacena en el depósito de la empresa para el posterior transporte a sus concesionarios y clientes industriales.

La media anual de existencias de este emplazamiento es de unos 3000 m². Para transportar estas mercancías, la empresa buscaba carretillas elevadoras con una capacidad de elevación de 4,5 toneladas. "Un bulto promedio pesa hasta 1 tonelada como máximo. 1,5 toneladas. Aquí descargamos, almacenamos y cargamos los camiones, así que desde las 8 de la mañana hasta las 4 de la tarde hay mucho movimiento de contrapesadas todos los días. Además, los operarios pueden montar pilas de hasta 7 metros de altura, por lo que necesitábamos alturas de mástil concretas. En un jornada de trabajo, un operario puede tener que descargar y cargar hasta 2 o 3 contenedores y 7 camiones llenos. Por eso necesitábamos contrapesadas fuertes, cómodas, potentes y fáciles de maniobrar en el almacén", explica Sylvaine Gottlieb, de Rougier Sylvaco Panneaux.

Por lo tanto, era natural que se dirigiera al concesionario AZUR Technologies de Hyundai Material Handling para adquirir las contrapesadas 45B-9 en alquiler a largo plazo con un contrato de mantenimiento y servicio.

Una exitosa conversión energética

La empresa quería renovar sus contrapesadas, pero también quería que fuesen todas eléctricas. Su preocupación por el medio ambiente y el bienestar de sus operarios claramente hizo que la empresa se decantase por las contrapesadas eléctricas 45B-9 de Hyundai Material Handling.

 

Las contrapesadas –que se entregaron el pasado mes de abril– se utilizarán durante unas 800 horas al año y, desde que las usan, los operarios se han adaptado muy rápidamente. "El adaptación ha sido muy rápida. Estas contrapesadas son realmente muy agradables de manejar, muy cómodas y mucho más silenciosas que nuestros modelos anteriores (algo importante cuando se usan durante 6 horas). Además, vienen muy bien equipadas de serie y, en cuanto a autonomía, las baterías de las carretillas se recargan cada dos días", explicó Frédéric Loué, conductor en la empresa desde hace 3 años y muy contento de haber dejado de respirar los gases de escape.

 

El mantenimiento es también un punto fuerte de estas contrapesadas. Los costes se han reducido significativamente, ya que no es necesario cambiar el aceite ni los filtros.

 

La empresa está ahora satisfecha con el uso de sus contrapesadas, "no creímos que un equipo eléctrico pudiera tener una capacidad de elevación tan alta. Son realmente las contrapesadas que necesitábamos", subraya Sylvaine Gottlieb.