EGETRA se equipa con la contrapesada 160D-9L de Hyundai Material Handling

Carretilla elevadora 160D-9L de Hyundai trabajando a pie de obra en las instalaciones de egetra
Como empresa transitaria y operador de transporte, EGETRA (Etudes Gestion Transport) se desarrolla en torno a dos actividades: una vinculada a la manipulación portuaria y aduanera, y otra vinculada a la organización integral del transporte. Su sucursal en Le Havre está especializada en mercancías de grandes dimensiones, y para su actividad buscaba una carretilla elevadora contrapesada de 16 toneladas. Se puso en contacto con el grupo L2M, concesionario de Hyundai Material Handling, y eligió uno de los últimos modelos de la marca: la contrapesada 160D-9L.

EGETRA fue fundada en 1947 bajo la dirección de Yves Poitevin. Hoy en día, Rémy Poitevin (7a generación) está al frente del grupo familiar. El grupo familiar cuenta con más de 400 empleados y tiene una facturación de 74 millones de euros.

La sede central se encuentra en la plataforma de Goussainville (región parisina) y por ella pasan más de 3000 camiones al mes. EGETRA también cuenta con agencias aeroportuarias en Roissy y Orly. El grupo está formado por quince sucursales (Burdeos, Toulouse, Lyon, Le Havre...) y el pasado mes de junio fue creada en Marsella la sucursal número 16. El grupo también está presente en Alemania, Rumanía, Singapur, Canadá, Marruecos, "y otros proyectos están en marcha en otros países", subraya Pascal Herry, director de la sucursal de Le Havre.

La sucursal de El Havre, inaugurada en 2006, emplea a 23 personas, 4 de las cuales trabajan en el almacén. Ocupa una superficie total de 2000 m². Esta sucursal, que trabaja con carga convencional, se ha especializado en bultos pesados de 5 a 50 toneladas (y más), así como en objetos voluminosos. Precisamente esto es lo que la ha diferenciado de otras sucursales. "Trabajamos con bultos, tubos, cajas metálicas, cajas de madera, etc. que pesan entre 5 y 50 toneladas y que no caben en un contenedor estándar", añade Pascal Herry.

Para su actividad cada vez más importante, el gerente de la sucursal buscaba una nueva contrapesada de 16 toneladas. Al principio, se optó por una contrapesada de segunda mano, pero tras pensarlo detenidamente, la sucursal decidió comprar una contrapesada nueva a la agencia L2M. "Buscábamos una contrapesada que nos proporcionara fuerza y flexibilidad para nuestras tareas diarias, sin olvidar la seguridad y el confort", subraya Pascal Herry. Por ello, EGETRA eligió la 160D-9L de Hyundai, "porque la contrapesada también tenía que poder entrar en nuestro almacén. Cualquier objeto cuyo peso sea superior a 16 toneladas sería difícil de mover en el almacén. "En este modelo, la presión en el cilindro de elevación hidráulica se controla mediante un indicador de carga para calcular el peso en las horquillas. Acto seguido, la carga se muestra en la pantalla. En caso de sobrecarga, se alerta al conductor mediante una señal de aviso acústica, y el indicador de peso parpadea en rojo en la pantalla. "Una garantía adicional de seguridad", señala el gerente de la sucursal, que espera recibir su contrapesada a mediados de diciembre.

Además, en 2011 EGETRA adquirió Bradford para continuar su desarrollo. Esta empresa es, entre otras cosas, operador logístico y agente de aduanas. "Egetra no solo gestiona los flujos desde el barco, sino desde cualquier parte del mundo gracias a sus instalaciones en el extranjero y a su amplia red de agentes. De hecho, somos una empresa global", explica Pascal Herry, quien compara su papel con el de un operador turístico. "Nuestro sector es el mismo, salvo que en nuestro caso se trata de mercancías", manifestó. "Acudimos a la marca Hyundai y a su concesionario porque también buscábamos un seguimiento real después de la compra de la contrapesada. Todos sabemos Hyundai es una buena marca, pero no se trata de eso... buscábamos un socio que pudiera encargarse del mantenimiento y responder ante cualquier situación: con los equipos de L2M, tomamos la decisión correcta. El servicio posventa es muy importante cuando se utilizan las máquinas a diario", prosigue el gerente de la sucursal.


La 160D-9L de HYUNDAI, una de las últimas incorporaciones a la marca

Lanzada hace poco más de un año, la carretilla elevadora contrapesada diésel 160D-9L con visibilidad panorámica es resistente, compacta y potente. La máquina tiene una capacidad de elevación de 16 toneladas, está equipada con un motor Cummins QSB6.7 ultrapotente de 166 CV (122 kW) a 2300 rpm que ofrece un consumo de combustible optimizado.
El motor Cummins Etapa IV tiene una tasa de emisiones muy baja. Utiliza un catalizador de oxidación diésel y un reactor de reducción catalítica selectiva (SCR), y añade líquido AdBlue para garantizar el cumplimiento de las normas de emisiones de la Etapa IV.

 

La máquina se ha diseñado para cargas pesadas y puede mover materiales voluminosos y pesados como madera en bruto, madera de construcción, contenedores, piezas de hormigón, entre otros. La combinación de los sistemas DOC y SKR reduce el tiempo de inactividad y brinda tranquilidad al conductor.
Tener un motor de alta eficiencia ofrece otras ventajas, como una mejor aceleración, una mejor capacidad para subir pendientes y una mayor velocidad de desplazamiento en cualquier tipo de terreno difícil o escarpado.

 

Además, la caja de cambios ZF totalmente automática y el eje delantero Kessler hacen que la 160D-9L sea fácil de maniobrar y que permita cambios de marcha suaves. "Entre otras cosas, esto resultó ser una ventaja para los conductores de EGETRA, que pudieron probar la carretilla elevadora durante dos días antes de dar su opinión", subraya Pascal Herry. La máquina está equipada con un sistema hidráulico de detección de carga. Las bombas de caudal variable Rexroth de Bosch garantizan un uso más eficiente de la potencia, reduciendo el consumo de combustible un 5-10 % (según la aplicación).

Por último, la contrapesada 160D-9L no se queda atrás en cuanto a confort. La nueva cabina ofrece una excelente visibilidad panorámica y el máximo espacio, lo que garantiza la comodidad del operario en su entorno de trabajo. También se reduce el nivel de ruido en la cabina. Las posiciones de los pedales han sido revisadas y la columna de dirección ajustable también ofrece al operario una conducción más suave mientras trabaja con la máxima comodidad. Aún más confort gracias al asiento ergonómico con suspensión equipado con un sistema de regulación de peso.