Tres carretillas elevadoras Hyundai debutan en la fundición Focast

35DA-9

La fundición Focast, situada en Châteaubriant (departamento de Loira Atlántico, Francia), recibió el año pasado tres carretillas de Hyundai Material Handling. La empresa necesitaba renovar su maquinaria para mantener un buen rendimiento.


Desde su creación en 1856, la fundición Focast se ha especializado en piezas mecánicas de 100 a 9000 kg fabricadas a mano con arena químicamente fraguada. "Nuestra actividad principal consiste en la fabricación de culatas, bloques de motor, puentes de potencia, ejes, cubos, bastidores de soporte, etc. No fabricamos en grandes cantidades ni ensamblamos los componentes; todo se hace a mano. Suministramos las piezas en bruto a nuestros clientes, quienes realizan el mecanizado", explica Christophe Pimor, supervisor de mantenimiento de Focast Châteaubriant.

"En cierto sentido, se nos considera una fundición 'de diseño' porque, a diferencia de otras fundiciones en serie, solamente producimos piezas 'a medida'",

añadió con una sonrisa. Focast Châteaubriant genera el 60 % de su volumen de negocio a partir de las exportaciones, principalmente a Italia, Bélgica, los Países Bajos, Suiza, Finlandia y Estados Unidos. Nuestros clientes más importantes son, entre otros, Wärtsilä, Man, Anglo Belgian Corporation, Guascor. La fundición emplea a 70 personas. "Aparte de la sede administrativa, nuestro centro de producción se divide en 4 zonas: Fundición y preparación; fabricación de núcleos a máquina; fabricación de núcleos a mano y preparación. Todas las piezas pasan por estos 4 pasos", explica Christophe Pimor.

Y para mover estas piezas de acero fundido, la empresa usa carretillas elevadoras. «No hay que olvidar que el entorno de una fundición es muy polvoriento porque en nuestros procesos de fabricación utilizamos arena; además, la fase de molienda para eliminar la rugosidad de las piezas también genera mucho polvo». Las carretillas se utilizan en entornos muy exigentes. «Las que teníamos ya estaban en mal estado por el paso del tiempo y era preciso reemplazarlas», nos comenta. "Hicimos un estudio comparativo. Tras considerar las limitaciones tecnológicas y medioambientales, elegimos las carretillas elevadoras de Hyundai Material Handling. También es cierto que, a diferencia de otras marcas, estas carretillas están muy bien equipadas de serie", recalcó Christophe Pimor.

Así pues, Focast Châteaubriant se puso en contacto con L2M (Logistique Maintenance Manutention), un concesionario de Hyundai Material en Loira Atlántico, y les confió la selección de los modelos.

Por ello, las carretillas elevadoras estaban equipadas con prefiltros para filtrar el aire y evitar que el motor se desgastara demasiado rápido. Los cárteres de aceite instalados de serie en todos los modelos también son muy buenos. En una fundición, la iluminación también es muy importante, porque los caminos son estrechos y muy oscuros. "Por eso las carretillas se equipan con faros azules en la parte delantera y trasera para garantizar su visibilidad a distancia". Las carretillas se suministraron con neumáticos macizos y el conductor tiene una excelente visibilidad desde su cabina. Además, las carretillas tenían que ser muy maniobrables porque los edificios son antiguos.

 

Tres modelos de carretillas elevadoras en el corazón de la fundición

Así es como los modelos de carretillas 35DA-9, 20D-9S y 110D-9 llegaron a la fundición. Cada carretilla se usa para trabajar unas diez horas al día y tienen su propio sector dedicado. La 110D-9, con un peso de 16,2 t en orden de marcha, está destinada al transporte de cargas especialmente voluminosas. Se suele emplear al final del ciclo de producción. Pasa mucho más tiempo al aire libre que los otras dos carretillas "y, por lo tanto, probablemente se expone a las condiciones ambientales más difíciles".

 

La carretilla elevadora 35DA-9, con un peso operativo de 4,7 toneladas, funciona más o menos en el mismo sector que la 110D-9, pero permanece más tiempo en el interior. Puede acceder más fácilmente a cualquier punto de la fundición y lleva cargas más ligeras. Por último, es más probable que se utilice la 20D-9S, con un peso de 3,2 toneladas en orden de marcha, para transportar las piezas al refrigerador: Se desplaza entre las áreas de limpieza y refrigeración.

 

En resumen, Christophe Pimor apuntó:

"Estas carretillas satisfacen plenamente nuestras necesidades operativas".

En Focast Châteaubriant todavía tenemos algunas carretillas elevadoras, "que ya tienen sus años y también necesitan ser reemplazadas. Ya hemos hecho nuestra elección. Las nuevas vendrán de la mano de Hyundai Material Handling. Nuestro consejo de administración sólo tiene que aprobar los fondos", concluyó el director de mantenimiento.